El viaje de un millar de leguas

empieza con un paso.

Lao-Tse