Greatest | Hits

Todos los cócteles de Slow. Los que sólo encontrarás aquí. ¿Y los clásicos? ¡Pídelos! Todos. En serio.

Rey Dragón

Ginebra, Zumo de Lichi Natural, Sirope d...

Firebird

Vodka infusionado en Caviar, Vermut Dry,...

Samodiva

Whisky infusionado en Nabo, Miel de Truf...

Sahara

Whisky infusionado en Ras El Hanout, Té...

Serenissima

Sin Alcohol. Zumo de Naranja Natural, Zu...

Slow Virgin

Sin Alcohol, Trago largo. Dulce tropical...

Nube Rosa

Saint Germain, trago corto, floral.

Costa Brava

Ginebra Gin Mare,  Sirope de Limón, Si...

[su_button url="https://www.slowbarcelona.es/wp-content/uploads/2018/05/Carta-Cocktails-Greatest-Hits-WEB.pdf" background="#b636d7" icon="icon: cloud-download" wide="yes"]Descarga PDF Cocktails Greatest Hits[/su_button]

Presentación

Cuidada selección

de 17 cócteles de las 3

cartas anteriores.

La coctelería barcelonesa Slow presenta la carta de cócteles Greatest Hits con una selección de 17 cócteles de las tres cartas anteriores que resumen la trayectoria mixológica desde sus inicios, hace ya unos siete años.

Los cócteles fueron creados por el tándem Francesc Bretau y Francesc Galera, y muestran la evolución creativa de Slow, incorporando progresivamente nuevas técnicas e ingredientes exóticos, algunos de ellos habitualmente relacionados con la cocina.

Las cartas de cócteles

La primera carta de cócteles, que se sacó el 2011, se inspiraba fuertemente en la coctelería clásica, pero con unas vueltas de tuerca muy interesantes. De ahí salió uno de los clásicos de Slow, el Slow París Barcelona.

La segunda carta de cócteles, de finales del 2012 proponía un homenaje al Mediterráneo sofisticando la producción con nuevas técnicas y productos caseros y un servicio espectacular. Por ejemplo, el Costa Brava se sirve en caracola de mar. El Capitán Barbarroja se sirve dentro de una campana con humo y es una obra maestra que eleva el whisky ahumado al reino de los cielos.

La tercera carta, lanzada a finales del 2015 se inspiró en las texturas, sabores y referencias culturales de los países de la ruta de la seda. Esta provocación fue sin duda la producción más ambiciosa, la que exploró más tierras desconocidas y sorprendió a más gente con su fusión de coctelería y gastronomía. De ahí nos quedamos entre otros con el Firebird, un cóctel tan rotundo como sencillo y por eso mismo con madera de clásico. Para presentación vistosa, el Sahara se sirve en un tajín rebosando de humo.

El concepto, o punto de vista, que impregna los cócteles de Slow es el llamado contrapunto. El contrapunto es una provocación. En esa manera de entender la coctelería (o sea, frente al balanceo) el cóctel se presenta de una manera (tal vez un olor intenso, o un aspecto que anticipa un sabor concreto) pero se termina de forma distinta: el sabor resulta ser suave, o completamente inesperado. Ese contraste, ese jugar con el consumidor, está en la propia sangre de Slow.

El Greatest Hits a la vez es un homenaje al trabajo y dedicación que Francesc Bretau ha tenido con Slow desde sus inicios y hasta su reciente retirada, y cuyo talento mixológico dio una impronta única a sus creaciones.

En efecto, Francesc Bretau (Paco, en realidad, para todo el mundo), cedió la batuta del cocktail bar a su hijo pródigo Fran Ibars, más conocido como Fran Mekk. Alumno aventajado, Fran ha sido el mejor discípulo de Paco, aprendiendo todos sus secretos, su filosofía, su buen hacer, su contrapunto y todas las técnicas desconocidas del gran maestro.

Su pasión y energía, el nervio creativo, lo podéis disfrutar con los cócteles de autor que periódicamente Slow va publicando.