Noticias

El Gintonic estival asiático de Slow de llama Shintonic

La revista Vinos y Restaurantes en su número 167 de la edición impresa recomienda el Shintonic, una versión muy particular del gintonic que Francesc Bretau nos preparó como cóctel del día por aquél septiembre de 2015.

Preparación

Enfriar en vaso mezclador con hielo:

  • 5 cl Ginebra Opihr
  • 3 cl Jack Rudy
  • 4 cl Sake
  • 2 golpes de bitter de gengibre

Colar en Perlini o sifón de soda (si es sifón, quitarle el tubito de goma), añadir 2 cargas de gas, y servir con cuidado en copa de cóctel. Decorar con flores de malva deshidratadas y perfumar con piel de lima.

Esta reinterpretación del gintonic (que por cierto, no lleva tónica, como habréis visto) usa elementos decididamente orientales, como la ginebra Opihr, que cuenta entre sus botánicos con la cubeba de Indonesia, la pimienta negra Tellicherry y el cilantro de Marruecos. El sake nos sirve para ensamblar la ginebra con el Jack Rudy, nos da de sabor lo que tendría la tónica y, por supuesto, es el más genuinamente asiático de los ingredientes.

 

8 cosas que no sabías del vermut

Refrescante y mediterráneo, el vermut está, como decía Iker Morán en La Vanguardia, en la cresta de la ola. Desde aquí queremos contribuir a que aprendáis a disfrutarlos con nuestros talleres, pero también a que los conozcáis. Así que aquí van 8 cosas que quizá no sabías de los vermuts:

  1. El vermut es un vino encabezado o licoroso descendiente directo del vino hipocrático, posiblemente la bebida más antigua del mundo, después del hidromiel.
  2. Las marcas de vermut italiano fueron de las primeras en usar la publicidad, con resultados muy satisfactorios. Encargaron carteles a pintores y artistas reconocidos de la época.
  3. Es una bebida autóctona de la cuenca mediterránea, y los principales países elaboradores son Italia, Francia y España.
  4. Fue en su día una manera de vender vino con un PH muy elevado que en sí mismos no tenían mucha calidad.
  5. Cuando leemos en una receta de cóctel “vermut italiano” se refieren al rojo y no tiene por qué ser italiano.
  6. Cuando leemos en una receta de cóctel “vermut francés” se refiere siempre al vermut seco, y no tiene por qué ser francés.
  7. Sin la costumbre mediterránea del aperitivo, no hubiese tenido éxito. Las marcas lograron exportar este concepto y triunfaron. Podríamos hacer un símil imaginario a el éxito comercial que hubiesen tenido las marcas de fabricantes de almohadas exportando el concepto de siesta.
  8. En el 90% de los cócteles considerados aperitivos, el vermut es uno de sus ingredientes.