El templo de la coctelería en Bcn.

El Cocktail Bar

Una manera única de entender la coctelería

Una manera única de entender el cóctel, de vivirlo y como no de transmitirlo, de la mano de Fran Mekk: esto es Slow Barcelona

Con una elegante combinación de rojos y violetas vibrantes, la decoración de la Cocktail Room es una mirada vintage y un sutil homenaje a los antiguos clubs de la época dorada de la coctelería en Nueva York, instalada en Barcelona. Un espacio con look clásico actualizado, intimista y refinado. En definitiva, un espacio de gran personalidad en el que podrás degustar elaborados cócteles sentado en la barra principal o en confortables sillones, mesas y pufs.

Todo eso y mucho más hace de Slow un lugar claramente atípico. Las tribus urbanas que en los ochenta y noventa vestían las noches aún pueden verse en Slow, porque el club recupera ese espíritu ecléctico de “nocturnidad y alevosía”. Un sitio, en definitiva, para ir a beber bien y pasarlo aún mejor.

-Cira Lopez-

La Coctelería en imágenes.

X
X
X
X